Misioneros de Cristo para la Iglesia Universal

¿QUIENES SON?

"Haz que lleven la luz de tu Evangelio, tus sacramentos, tu gracia"

Madre María Inés Teresa

Los misioneros de Cristo para la Iglesia Universal viven el Evangelio en un ambiente de familia. Llevan una vida contemplativa-activa, desempeñando las diversas actividades y apostolados con la sencillez, alegría y confianza que su fundadora, Madre María Inés Teresa Arias, plasmó en ellos para poder siempre transmitir a las almas el amor de Cristo Eucaristía por medio de su sacerdocio.

Consagran su ser entero al servicio y dirección de las almas unidos estrechamente a la Iglesia, siempre con ese amor y fidelidad al Santo Padre.

Pendientes a las necesidades de la Iglesia, comprueban en su donación que "Si no es para salvar almas, no vale la pena vivir".

SU HISTORIA

Fundados por la beata María Inés Teresa del Santísimo Sacramento, son un Instituto Misionero. Buscan vivir el Santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, congregados en vida fraterna y participando de una misma consagración religiosa al hacer los votos de castidad, pobreza y obediencia.

Hace más de 37 años un grupo de jóvenes misioneros "Vanclaristas" sienten el llamado del Señor a consagrarse en la vida sacerdotal, pero viviendo el estilo misionero propio de las Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento. Después de un tiempo de prudente discernimiento, la Beata María Inés Teresa del Santísimo Sacramento propone al Capítulo General de la congregación en 1973, el nacimiento, acompañamiento y preparación de esta "rama masculina" de la espiritualidad.

 

Posteriormente, el 23 de octubre del 1979 la Beata María Inés, solicita al Monseñor Juvenal Porcayo Uribe, Obispo de Tapachula, Chiapas, sea su protector jurídico. Finalmente, el 23 de noviembre del 1979 se recibió la respuesta afirmativa del Sr. Obispo. Así nacimos ese día en Monterrey, Nuevo León, México